La diferencia entre 3.5mm y 2.5mm Jack

En aquellos tiempos, si puedes creerlo, la gente no se daba el lujo de escuchar su propia lista de reproducción. En su lugar, estaban atrapados escuchando las mismas melodías en la radio si sólo se compartía una radio. A menudo ocupaban un montón de inmuebles y comprar uno para uno mismo, de niño, no era una opción.

Pero entonces, algo mágico sucedió. Las radios se hicieron más pequeñas, más compactas, más baratas, e incluso podían reproducir cintas. Más importante aún, se incorporó un conector para auriculares directamente en el sistema. Podías escuchar tu música favorita sin compartirla con nadie más. De hecho, uno de los dispositivos más populares que se construyeron con un conector para auriculares fue nada menos que el Walkman de Sony.

Sin embargo, las tomas de auriculares no son de una talla única. Tienes todos los niños que sirven para diferentes propósitos. Dos tipos, la clavija de 3,5 mm y la de 2,5 mm, se citan a menudo como las más utilizadas. La pregunta es: ¿cuál es la diferencia entre 3,5 mm y 2,5 mm?

La primera diferencia: Tamaño

Colocando un gato de 2,5 mm y 3,5 mm uno al lado del otro, rápidamente notará la diferencia de tamaño. Una clavija de 3,5 mm será casi un 50% más grande. Después de todo, “3,5” también se refiere al tamaño del conector en sí. Tiene todo un 1mm sobre él.

Con ese tamaño también viene algo de durabilidad añadida. Un conector de 2,5 mm sigue siendo robusto, sigue siendo metálico y difícil de doblar, pero la circunferencia añadida en un 3,5 mm proporciona un marco más fuerte.

La segunda diferencia: Forma

El siguiente rasgo que podrías notar es la forma del gato mismo. ¿Notan las crestas? Tienes la punta, los “anillos”, a menudo de color negro, y las “mangas”. Las secciones entre los anillos se conocen como mangas. En la base del gato está el “suelo”.

Cada anillo proporciona una función diferente, apoyando el audio, los auriculares, los canales de audio y otras posibilidades. Por ejemplo, si tienes un dispositivo, digamos una radio de dos vías, y necesitas añadir unos auriculares. A veces las tomas de 2,5 mm vienen con un anillo adicional para proporcionar apoyo a dichos auriculares.

La diferencia final: Uso

Esto puede ser un shock, pero debido al tamaño y la forma de la clavija de 3,5 mm y 2,5 mm, se utilizan para diferentes dispositivos. No lo viste venir, ¿verdad?

Dicho esto, 3,5 mm es mucho más común; 2,5 mm se está yendo por la ventana. ¿Teléfonos inteligentes? 3.5mm. ¿Pastillas? 3.5mm. ¿Ordenadores? 3.5mm. ¿Controladores de consola? 3.5mm. La mayoría de los dispositivos que se construyen con una toma de auriculares van a usar 3.5mm. Cualquier cosa que tenga un enchufe de 2,5 mm tiende a ser un equipo de dinosaurios como teléfonos inalámbricos y radios de dos vías. Sin embargo, dispositivos importantes como los equipos de audición, pueden tener un conector de 2,5 mm.

Más en común de lo que crees

Aparte de la forma y el tamaño, los gatos de 3,5 mm y 2,5 mm son prácticamente idénticos. Claro, 3,5 mm es casi un 50% más grande, pero funcionalmente hablando, son iguales. De hecho, puedes encontrar adaptadores tanto para 3,5mm como para 2,5mm si quieres convertir uno en el otro, 3,5mm en 2,5mm y viceversa. La calidad, por otro lado, es una historia completamente diferente.

Conclusión

Mientras que 3,5 mm se utiliza más comúnmente sobre la variante más pequeña, no se puede negar que 3,5 mm tiene una vida útil limitada. Los avances en el Bluetooth sólo lo alejan lentamente del foco de atención hasta que también cumple el mismo destino que los 2,5 mm. Y realmente, todo se reduce a la conveniencia.

¿Quieres lidiar con un molesto juego de cables o prefieres ponerte unos auriculares inalámbricos y obtener el mismo efecto? Todo se está moviendo a lo inalámbrico en estos días, y los auriculares no son inmunes al empuje.

Leave a Reply