Cómo conseguir un buen trato con la retención de clientes de AT&T

La retención de clientes es el departamento de una empresa que se centra en mantener los clientes, incluso cuando los clientes quieren dejar la empresa. El objetivo principal es mantener a los clientes leales a la compañía mientras se reducen las cancelaciones. La compañía gana más dinero cuanto más clientes retienen, por lo que mantenerlo como cliente es muy importante para ellos.

Para AT&T, cuando te dirigen al departamento de retención de clientes, es en tu mejor interés tratar de conseguir el mejor trato que puedas. Tienen acceso a varias ofertas y descuentos que pueden ofrecerte para convencerte de que te quedes en la empresa.

Para contactar con el departamento de retención de AT&T, puede llamar al 611 desde un teléfono de AT&T, o puede llamar al 1-800-331-0500. También puedes chatear con ellos entrando en tu cuenta. Hay algunos pasos que puedes seguir para asegurarte de que se te ofrecerá el mejor trato posible mientras hablas con el.

1. Mira otras ofertas que se están ofreciendo. Necesitará comparar los servicios de compañías similares a las que paga en AT&T. Anote estas compañías y el precio de lo que su servicio estaría allí. Esto será necesario para que tengas pruebas que puedan ser probadas.

No puedes exigir un descuento sin pruebas de que podrías conseguir un mejor precio en otro lugar. Por eso es una buena idea hacer esta lista. Sería beneficioso buscar empresas de tu zona que te ofrezcan más por menos, ya que puedes usar esto como moneda de cambio para conseguir una factura más barata.

2. Mira todas las características que estás pagando actualmente. Mira el costo de cada característica, las características que usas, y de lo que puedes querer deshacerte. Necesitas saber esto para que cuando hables con ellos, puedas saber qué es lo que quieres pedir. Sepa de qué funciones puede prescindir para poder deshacerse de ellas y reducir su factura. Si sabes lo que estás pagando, entonces sabes qué anotar por teléfono con el agente.

3. Saber cuál es el objetivo final cuando se hace esta llamada. Los agentes están entrenados para que salgas satisfecho del teléfono. A menudo, te conformarás con lo que ellos dicen que es un buen trato, aunque no lo quieras necesariamente. Antes de llamar, deberías saber si quieres más funciones o una factura más baja. Tal vez quieras más funciones, velocidades más rápidas o una mayor capacidad de datos. Asegúrate de tener en cuenta este objetivo para que no te quedes sin algo que no querías en primer lugar.

Una vez que hayas hecho todas estas cosas, haz la llamada. No llames los lunes y viernes porque es cuando tienen una gran cantidad de llamadas y el agente puede tener que apresurarse a realizar la llamada contigo. Tampoco llames justo antes de que cierren o justo cuando abran, porque es probable que haya muchas personas que también llamen a esa hora. Necesitas tener a mano una factura actual para poder referirte a ella con los números exactos.

Qué hacer en la llamada

Cuando contesten, explique que quiere cancelar el servicio. Espera a que te pregunten por qué. Tienes que dejar que ellos dirijan la conversación. No manejes la conversación como si estuvieras leyendo un guión. Cuando te pregunten cuál es tu razón, hay algunas cosas que quieres tener en cuenta.

Sé amable con el agente del teléfono porque no te beneficiará ser grosero. No interrumpas al agente mientras habla, ya que quieres escuchar lo que dice para poder entender cualquier oferta que se haga. Sé razonable en lo que exiges porque tienen que ser realistas con lo que pueden ofrecerte. Haga preguntas abiertas para que el agente le presente la información que necesita para maniobrar la llamada. Asegúrate de que les das el tiempo que necesitan para mirar tu cuenta y responder a tus preguntas. No te beneficiarás de apurar la llamada, así que debes hacerlo cuando tengas mucho tiempo.

Entienda que si no está contento con la oferta, puede decirlo. Mientras estés tranquilo y flexible al hablar con el agente, podrás recibir más información sobre lo que puede ofrecer. Definitivamente, utiliza la información que recopilaste sobre otras empresas en tu beneficio, especialmente si buscas una factura más barata o una oferta mejor que la que tienes. No hagas muchas pausas cuando hables con ellos y no te detengas cuando no estés satisfecho con la oferta. Respeta el tiempo que el agente se lleva en la llamada, y la comunicación es más eficiente que los silencios puntuales.

Si descubres que el agente que tienes no es tan bueno, siempre puedes agradecerles por su tiempo y colgar. Espera unos minutos y vuelve a llamar para que puedas conseguir un agente diferente. Diferentes agentes te darán diferentes cantidades de entusiasmo. Además, como tienen objetivos mensuales, si consigues uno que aún no ha alcanzado esos objetivos, es más probable que consigas un mejor trato.

Una vez que alguien te ofrece un trato con el que estás contento, repíteselo. Si hay algo que no entiendes, no te sientas mal por hacer que te lo expliquen. Además, asegúrese de entender cómo afecta esto a su factura. Anote todos los cambios de precio y el intercambio de características que puedan estar ocurriendo. Una vez que hayas entendido todo, puedes pedirles que te envíen algo por correo o por correo electrónico para que tengas documentación de los cambios realizados. También puedes mirar en línea y asegurarte de que puedes ver cualquier cambio que se haga allí.

Una vez que cuelgues el teléfono con la compañía, debes anotar en un calendario cuánto tiempo duran las funciones o mejoras realizadas en tu factura. Configura un recordatorio para llamarlos de nuevo cuando estas funciones hayan terminado para que puedas conocer las nuevas ofertas y funciones que pueden ofrecerte. Si continúa llamando a su centro de retención de clientes cada vez que su contrato se termine, podrá ahorrar dinero y conocer las nuevas funciones que no estaban disponibles cuando obtuvo su contrato. Aunque esto puede ser tedioso, su dinero y su presupuesto se lo agradecerán.

Marcela González

Leave a Reply