¿La bandeja de discos de Xbox 360 no se abre? Prueba estos trucos

Cuando tienes una Xbox, el propósito principal de ella es funcionar como una consola de juegos. Parte de ser una consola de juegos es jugar a juegos, la mayoría de los cuales tienes en un disco que insertas cuando quieres jugar. Si no puedes insertar el disco, entonces estás limitado a los juegos que has descargado en la consola.

Uno de los principales problemas que tiene la gente y que les impide jugar con los discos es tener una bandeja de discos que no se abre, y esto puede ser molesto de tratar ya que no se puede poner otro disco. Hay algunas maneras de arreglar una bandeja de discos atascada.

Cómo arreglar una bandeja de discos de Xbox 360 que no se abre

Busca la luz de la Xbox

Mira la parte delantera de tu Xbox para ver si hay una luz encendida. Si la luz no está encendida, significa que tu Xbox no está encendida. Tener la Xbox apagada significa que el dispositivo no tiene energía y la bandeja de discos no puede abrirse sin energía. Si ves la luz verde, significa que la Xbox está encendida.

Si tu Xbox no se enciende, entonces comprueba si está enchufado ya que necesita energía para encenderse. Si descubres que al enchufarlo no se enciende la Xbox, cambia la toma a la que está conectado o mira si el cargador está roto.

Una vez que la luz verde de la Xbox esté encendida, intenta abrir la bandeja de discos. Si no se abre, entonces este no era el problema.

Busca la tira de plástico

¿Es nueva tu consola? Si es así, puede ser la forma en que se hizo el embalaje lo que impide abrir la bandeja de discos. Cuando se empaqueta la consola Xbox, la bandeja de discos tiene que permanecer cerrada para que no se rompa o dañe durante el envío. Para evitar que se dañe, se coloca una tira de plástico para mantenerla cerrada. Busca esta tira transparente en tu dispositivo y quítala. Ahora, presione el botón de expulsión para ver si la bandeja se abre.

Quitar la placa frontal

Quitar la placa frontal puede ser una solución fácil. Esta placa frontal es la cubierta de plástico de la parte delantera de la Xbox 360 original, así que sólo prueba esto si tienes ese modelo. La placa frontal es la parte delantera de la consola que puedes personalizar, lo que significa que no deberías tener que esforzarte mucho para quitarla.

  1. Ponga su consola en horizontal, tumbada de lado.
  2. Desconecta todos los cables y apaga la consola.
  3. Usa tus pulgares para empujar la placa frontal lejos de la consola con algo de fuerza.
  4. Ahora, reconecte el cable de alimentación al dispositivo y encienda la consola.
  5. Presione el botón de expulsión y vea si la bandeja de discos se abre.
  6. Alinee las pestañas de la placa frontal y presione hasta que encaje en su lugar.
  7. Abre y cierra la bandeja unas cuantas veces para asegurar que la placa frontal no obstruya la bandeja.

Usar un clip

Un clip de papel puede ayudarte a abrir la bandeja de discos. Luego, desenrolla un clip de papel. Dependiendo del modelo de Xbox que tengas, los agujeros necesarios para hacer que la bandeja salga pueden estar en diferentes lugares.

Si tienes la Xbox 360 original, entonces primero tienes que quitar la placa frontal como se indica arriba. Debajo del lado derecho de la unidad de disco, hay un pequeño agujero redondo en el que puedes meter un extremo del clip. Deberías sentir un poco de resistencia y luego la bandeja de discos debería salir. Si ese orificio no expulsa la bandeja de discos, entonces necesitas pegar la bandeja de discos en el primero de los dos orificios debajo del lado izquierdo de la bandeja de discos.

Si tienes la Xbox E o la Xbox 260 S, entonces tendrás que girar la caja horizontalmente para que se ponga de lado. Entonces, busca la pegatina amarilla en el lado izquierdo del aparato, al lado de las rejillas de ventilación. El agujero de expulsión está directamente encima de esa pegatina. Empuje un extremo de un clip desenrollado en el agujero de expulsión, y la bandeja debería salir un poco.

Si ninguna de las opciones anteriores funciona, entonces deberías llevar tu Xbox a un experto para que la revise.

Marcela González

Leave a Reply